México y un TLC con Corea

Dr. Javier Cendejas Meneses


Doce Tratados de Libre Comercio con 46 países han sido factor clave para el crecimiento y desarrollo de nuestro país. La libre fluctuación de bienes y servicios entre territorios ofrecen mayor competitividad a las empresas con acceso a nueva maquinaria y materia prima a menor costo (mejor calidad a un mejor costo), incluso se ha visto una disminución de guerras entre países gracias a los TLC o acuerdos con los que cuentan, esto por el apoyo mutuo existente. Se ha comprobado que los países que más se han desarrollado en los últimos años es porque han entrado exitosamente al comercio exterior. Sin embargo, no debemos dejar de analizar el otro lado de la moneda. 


Es cierto que los acuerdos y tratados son firmados con intención de beneficiar a más de una nación en su economía y calidad de vida, a pesar de ello muchas veces sectores de la economía se ven afectados o no beneficiados de la misma manera con la firma de estos mismos, como lo pueden ser el cierre de las pequeñas empresas, el traslado de empresas a países donde la mano de obra es más barata, también se ha observado un incremento en el desempleo debido al cierre de negocios familiares o pequeñas empresas que no son capaces de competir con los productos extranjeros o la llegada de empresas foráneas a nuestro país.


El 1 de marzo del año en curso en la Ciudad de México se dio lugar una reunión entre la Secretaría de Economía de México y el ministro de Comercio de Corea por el 60 aniversario de relaciones diplomáticas entre ambos países. En dicha junta, las dos partes reafirmaron su compromiso para fortalecer el comercio, reafirmando y reanudando las negociaciones que se comenzaron desde el 2006 sobre un posible TLC entre México y Corea. 


En la actualidad, la relación comercial entre ambos territorios está regida y regulada bajo las reglas de la Organización Mundial del Comercio. México y Corea tienen una relación importante, ya que es nuestro sexto socio comercial y existe una presencia de más de 2000 empresas coreanas con inversión en México. Para Corea, nuestro país es su principal socio económico de toda América Latina. “El TLC sentará una base sólida para fortalecer la cooperación en temas emergentes relacionados con el comercio, incluida la resiliencia de las cadenas de suministro, la sostenibilidad ambiental y la transformación digital”, añadió la Secretaría de Economía.


México exporta al mercado coreano productos como minerales de plomo, cinc y plata, cajas de velocidades y autos. Por su parte, los mayores productos coreanos embarcados al mercado mexicano son circuitos modulares, computadoras, dispositivos de almacenamiento y circuitos integrados. Es importante mencionar que no hay un equilibrio justo en cuanto al pago de aranceles de ambas naciones, ya que el 85% de los productos coreanos que son importados a México entran sin arancel; en cambio, únicamente el 20% de los productos mexicanos exportados a Corea entran sin arancel. Por esta razón, las autoridades mexicanas están muy emotivas con la firma de dicho tratado, sin embargo, la población manifiesta su inconformidad ante la firma.


La población mexicana confirma con cifras que la firma de TLC’s de México ha provocado un desajuste desfavorable para nuestro país, en respuesta a que nuestro país “no se ha enfocado en definir estrategias, ni programas que le permitan aprovechar las numerosas y supuestas ventajas negociadas con sus diversos socios comerciales, no viendo así beneficios con la firma de tratados”, comenta Pascal Lamy, director general de la Organización Mundial de Comercio México. Se ha observado que México se ha dedicado a firmar tratados y acuerdos y olvidar estos, no generando políticas activas que se encarguen de llevar los ajustes que trae la firma de un tratado. Se ha visto en múltiples escenarios que la firma de tratados trae como consecuencia que México baje su posición en indicadores sobre la economía mundial, el PIB per cápita, el valor agregado a la producción nacional, entre otros.


Incluso, se han recibido críticas muy fuertes de autoridades de otros países sobre las negociaciones y el comercio exterior mexicano, haciendo de este un ejemplo de lo que no se debe hacer en la apertura comercial. También México es visto o considerado como un país muy fácil para negociar, ya que afirman que no es un reto para los demás países hacer una negociación con el nuestro, porque “los mexicanos se abren solitos”. Es muy fuerte escuchar todo este tipo de críticas y de perspectivas de cómo ven el resto de las naciones a México.


Como ya se presentó con anterioridad, la firma de un Tratado de Libre Comercio entre México y Corea tiene dos lados y puntos de vista completamente opuestos y válidos. Por ahora, sólo le queda a nuestro país ponerse a trabajar en nuevos planes y estrategias para la adopción y puesta en marcha de este nuevo TLC, de esta manera la población podrá ver beneficios reflejados en la economía y, por supuesto, un cambio en el comercio exterior mexicano.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Otros artículos

México y un TLC con Corea

Dr. Javier Cendejas Meneses Doce Tratados de Libre Comercio con 46 países han sido factor clave para el crecimiento y desarrollo de nuestro país. La libre fluctuación de bienes y

Leer más »

Suscríbete a nuestro newsletter

En donde te compartiremos noticias, cursos, artículos y mucho más