Franquicias: Modelo global de inversión y diversificación al alcance de todos

Mtro. Enrique U. Alcázar Córdova


Si bien el esquema de franquicias encuentra sus primeros antecedentes en la antigüedad y en la edad media, no es sino hasta finales del siglo XIX, principios del siglo XX cuando el modelo se empieza a difundir en Estados Unidos, con refresqueras, agencias automotrices, estaciones de servicio, diners, fuentes de sodas, entre otros; ya con la llegada de la automatización y sistematización derivados de la 3ª gran revolución industrial que el sistema de franquicias se extiende y populariza hacia el resto del mundo, considerando prácticamente todos los sectores y actividades comerciales, convirtiéndose en parte de nuestra cotidianeidad.


Actualmente, mientras transitamos por esta 4ª revolución industrial o transformación digital, misma que se ha visto pronunciada por la pandemia mundial, los retos para toda la actividad comercial, incluyendo servicios y turismo no son pocos, se acentúan por una mayor competencia presente en distintos canales accesibles, así como cambios en los hábitos de compra, incluso en los deseos y satisfactores; la ventaja es que las franquicias por naturaleza llevan en su ADN un componente de innovación, sus procesos y estructuras son ágiles y dispuestas a adecuarse a los distintos mercados y momentos, además de contar con indicadores y procesos adecuados.


Una de las características de las franquicias es que facilitan y promueven operaciones comerciales, transferencia de tecnología, posicionamiento de marca, e inclusive intercambio cultural; es así como un empresario que tiene un negocio rentable, atractivo, probado y diferenciado, podrá estructurar y desarrollar un modelo que le permitirá crecer local, regional, nacional e internacionalmente.


Si bien Estados Unidos tradicionalmente ha sido un gran exportador de franquicias, con normas federales como el Franchise Disclosure Document y regulaciones estatales, hoy también se presenta como un mercado interesante para conceptos vanguardistas, diferenciados e innovadores; por su parte México, con una regulación federal básica, incluida en la Ley Federal de Protección a la Propiedad Industrial, se ha convertido en potencia en cuanto al desarrollo de franquicias, logrando una importante penetración y accediendo a nuevos mercados gracias al talento, creatividad y dedicación de los empresarios mexicanos.


Así es como hoy es común encontrar los mismos conceptos de franquicia de ambos lados del Río Bravo; redes de consultoría como FCI Front Consulting International, que promueven la expansión de marcas en toda Latinoamérica, Estados Unidos y parte de Europa, independientemente de la nacionalidad de la franquicia de origen; o marcas mexicanas con los ojos puestos en Asia, basta que sean conceptos atractivos, competitivos y que realicen las adecuaciones a los mercados de destino, respetando y manteniendo mejores prácticas de cumplimiento, que hoy también forman parte de una economía global para las empresas que quieren desarrollarse.


——


Entre las ventajas que encontramos al crecer como franquicia, podemos mencionar:


  • Modelo de aceleración históricamente probado y exitoso, permite crecer más rápido, potencializando experiencia y conocimiento, así como posicionamiento, valor e impacto de marca;
  • Nuevas fuentes de ingresos por cuotas y regalías; mayor desplazamiento de productos y servicios;
  • Estandarización y uniformidad; compromiso de innovación permanente y adopción tecnológica;
  • Capital financiero, material, intelectual, físico y/o relacional lo aportarán terceros (franquiciatarios);
  • Formación de red empresarial, calificada, motivada y con alta visión, valores y objetivos comunes, derechos y compromisos mutuos, autonomía empresarial;
  • Acceso a cadenas productivas y de distribución, economías de escala, sinergias comerciales e incremento en poder de negociación con proveedores;
  • Compromiso empresarial al promover empleos estables, bien capacitados y dignamente remunerados;
  • Mayor capacidad de expansión local, regional, nacional e internacional;
  • Anticipación y respuesta a un entorno altamente competitivo;
  • Minimizar riesgos financieros y comerciales, optimizar recursos y maximizar beneficios; generando bienestar, riqueza y desarrollo

—–


Recordemos que una franquicia es un modelo empresarial que facilita: el crecimiento, réplica y expansión de un negocio diferenciado, atractivo, rentable y probado; potencializar la marca, logística, estructura, experiencia y conocimiento de quien la otorga (Franquiciante/ Franquiciador/ Franchisor); aplicar el capital financiero, material, intelectual, físico y/o relacional de quien la adquiere (Franquiciatario/ Franquiciado/ Franchisee); crear interrelaciones a partir de transferencia de tecnología y asistencia técnica, estableciendo derechos y compromisos para las partes quienes conservan su autonomía empresarial; y que tiene por objeto minimizar riesgos, optimizar recursos, maximizar beneficios, generar riqueza e impacto social.


Hoy, con más de 100 giros diferentes, hay franquicias para todos los gustos e intereses; muchas personas aún piensan que invertir en una franquicia será más caro o complejo que aventurarse con un negocio de forma independiente. Está comprobado que los niveles de mortandad y éxito respecto de uno y otro son totalmente distintos, además, si bien hay franquicias de muy altos montos de inversión, también existe una importante oferta de negocios que van desde los 10 mil o 20 mil dólares, lo que las hace sumamente accesibles para cualquier presupuesto y capacidad de inversión. 


Existen distintos perfiles de inversionistas, desde aquellas personas que ven a la franquicia como un esquema de autoempleo, grupos operadores que buscan incrementar su cartera de marcas y aprovechar la estructura con la que ya cuentan, o empresarios que cuentan con excedente de flujo o quieren diversificar sus inversiones incursionando en negocios de bajo riesgo y alta rentabilidad.


En un momento en el que el consumo y la actividad comercial son necesarios para la reactivación económica en todo el mundo, como empresarios debemos buscar invertir y crecer con negocios viables y probados, que además de generar rentabilidad y construir patrimonio, nos permitan cumplir con un rol social de generación de bienestar y empleos, las franquicias claramente son la opción, destacando que hay franquicias para todas las necesidades, intereses, gustos y capacidades de inversión.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Otros artículos

México y un TLC con Corea

Dr. Javier Cendejas Meneses Doce Tratados de Libre Comercio con 46 países han sido factor clave para el crecimiento y desarrollo de nuestro país. La libre fluctuación de bienes y

Leer más »

Suscríbete a nuestro newsletter

En donde te compartiremos noticias, cursos, artículos y mucho más