Actualización del Procedimiento de Evaluación de la Conformidad del Instituto Federal de Telecomunicaciones y sus implicaciones en tus procesos de certificación de producto en 2022

El año pasado, para ser exactos el 25 de febrero de 2021, entró en vigor la actualización del Procedimiento de Evaluación de la Conformidad (PEC) del IFT. 

 

A partir de esa publicación la industria electrónica y de telecomunicaciones se organizó con la firme intención de proporcionar la retroalimentación, algo que ya se había hecho durante la encuesta pública del proyecto.

 

Parte de las inconsistencias detectadas por parte de la industria son:

  • No permitir la inclusión de distribuidores en los certificados de NOMs/Disposiciones Técnicas del IFT. Lo único que propició esto fue que se repitieran N veces las pruebas y certificaciones de un mismo producto que es importado por diferentes empresas.
  • La exigencia de entregar dos muestras al laboratorio de pruebas para realizar las pruebas, algo que es innecesario ya que con una sola muestra es más que suficiente para realizarla ya que se trata de pruebas de desempeño. 

 

En este artículo pienso concentrarme especialmente en el primer punto: El sistema regulatorio en México, en especial aquel diseñado para Normas Oficiales Mexicanas (NOMs) de protección al consumidor en seguridad eléctrica (NOM-001-SCFI, NOM-003-SCFI, NOM-019-SCFI, etc.), el cual desde hace años está diseñado para que el poseedor del certificado pueda solicitar ampliaciones de titularidad, ese es el concepto, a otras razones sociales. La ampliación de titularidad es básicamente extender una copia del certificado a otra razón social, ambas razones sociales son responsables solidarios del buen uso del certificado y de mantener el cumplimiento de acuerdo con las características iniciales en las que se probó y aprobó el producto certificado.

 

Bajo la premisa de que en México contamos con una buena experiencia, estos esquemas, que vale la pena mencionarlo, funcionan a cabalidad, resultaba un poco extraño que el IFT no aceptara estas condiciones para permitir la importación de un ítem ya aprobado por parte de varias organizaciones. Como ya mencioné esto provocó que empresas que usan esquemas de comercialización canales de distribución se vieran en la necesidad de volver aprobar un producto ya aprobado N veces, de acuerdo con los canales de distribución con los que contará.

 

Ya establecida la problemática, aunque esta no era la única, sí era una de las más importantes debido a los impactos económicos que esto provocó. Repetir pruebas y certificados de productos ya aprobados y homologados tiene un impacto directo en el bolsillo de las organizaciones que importan y comercializan estos equipos, regresemos a las buenas noticias.

 

El pasado 27 de diciembre de 2021 el IFT público en el Diario Oficial de la Federación el “ACUERDO mediante el cual el Pleno del Instituto Federal de Telecomunicaciones modifica el Procedimiento de evaluación de la conformidad en materia de telecomunicaciones y radiodifusión.”

 

La industria logró que su voz fuera escuchada. Es también un logro para el IFT, pues escuchó los argumentos técnicos, económicos y administrativos relacionados con este procedimiento y se dispuso a cambiar algunos de los puntos más controvertidos del PEC. Aquí los cambios que, desde mi perspectiva, son los más significativos para los fabricantes, importadores y comercializadores:

  • Inclusión de la definición de importadores en el artículo 7. Esto permitirá añadir a los certificados otras organizaciones que no necesariamente tienen una relación de filial o subsidiaria con el dueño del certificado, lo cual permitirá añadir a distribuidores y evitar el repetir pruebas y aprobaciones.
  • Reconocer a los productos reacondicionados como productos que pueden ser evaluados y certificados. Esto también se alinea con el sistema regulatorio en NOMs de seguridad que también permiten que los equipos reacondicionados sean aprobados bajo ciertas condiciones específicas.
  • Modificación a la cantidad de muestras que se envían al laboratorio de pruebas/organismo de certificación de producto a una sola muestra, salvo en los esquemas en los que se especifique la obligación de presentar más de una, por ejemplo, en los certificados para más de un modelo (familia de productos).
  • Aumento en la vigencia de los informes de prueba de 60 a 120 días.

 

Aunque aún quedan asignaturas pendientes, el IFT acertó al escuchar a los expertos de la industria y facilitar el acceso a mercado para todas las organizaciones comprometidas con la infraestructura de la calidad.

 

Para finalizar, es mi deber comentarles que esta actualización si bien fue publicada el 27 de diciembre de 2021, entrará en vigor en 180 días naturales después de su publicación, por lo que estas nuevas disposiciones serán vigentes a partir del 19 de junio de 2022 -lo sé es domingo-, digamos que podrán aplicarse a partir del 20 de junio.

 

Hay que decir también que estos cambios no aplicarán para certificados emitidos después de la entrada en vigor, es decir, que los certificados que fueron emitidos con el PEC hoy vigente no podrán ser modificados con las nuevas disposiciones, eso significa que tendremos que repetir muchos de esos procesos al menos si queremos incluir importadores.

 

Les aconsejo acercarse a su Organismo de Certificación de Producto acreditado de confianza para hacerle las consultas que consideren pertinentes y tener sus muestras listas para hacer uso y sacar el mayor provecho de estas nuevas condiciones.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Otros artículos

Suscríbete a nuestro newsletter

En donde te compartiremos noticias, cursos, artículos y mucho más