España insiste en revisar las normas fiscales europeas antes de reactivarlas

La vicepresidenta y ministra española de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, defendió este viernes que las normas de control del déficit y la deuda comunitarias, que quedaron congeladas por la pandemia, deberían ser revisadas antes de que vuelvan a entrar en vigor para adaptarlas a la “realidad” y las “necesidades de inversión” derivadas de la recuperación tras la covid-19.
“Espero que en todo caso tengamos las nuevas reglas, que sean adecuadas, antes de que salgamos de esta situación extraordinaria, de este marco extraordinario que hemos acordado para poder responder de forma adecuada a las necesidades de la pandemia”, dijo Calviño en declaraciones a la prensa a su llegada a la reunión de ministros de Economía y Finanzas de la eurozona (Eurogrupo) que se celebra en Eslovenia.
La vicepresidenta española consideró que el debate sobre la reforma de las reglas es “necesario para tratar de modernizarlas, de simplificarlas y adaptarlas a las necesidades de una recuperación que tenemos que apoyar con la política monetaria y con la política fiscal en los próximos años para que sea una recuperación digital, verde y justa”.
En este sentido, destacó en particular que habrá que estudiar cómo estimular y afrontar las necesidades de inversión para una recuperación verde y digital, aunque no se pronunció sobre si España estaría a favor de excluir las inversiones ecológicas del cómputo del déficit a efectos de aplicara las normas, como proponen algunos académicos.
Las normas del Pacto de Estabilidad y Crecimiento quedaron suspendidas en marzo de 2020, al activar la Comisión Europea la cláusula de salvaguarda del Pacto para permitir una contundente respuesta fiscal a la pandemia, y de momento está previsto que permanezcan congeladas durante todo 2022 y se reactiven a partir de 2023.
La pandemia obligó a posponer la revisión de las reglas, que había comenzado el año pasado, y la Comisión Europea ha dicho que presentará una propuesta para ello este otoño, que no se espera al menos antes de las elecciones alemanas a finales de este mes.
“No es ningún secreto que hay posiciones muy diferentes sobre como tenemos que abordar la revisión de las reglas fiscales”, dijo Calviño sobre un debate en el que los países más austeros de la UE no comparten la urgencia que ven estados como España, Italia o Francia en reformar estas normas.
Austria, Países Bajos, Dinamarca, Letonia, Eslovaquia, República Checa, Finlandia y Suecia abogan por no vincular la revisión de las reglas con la reactivación de las mismas y por primar calidad sobre velocidad, según un documento preparado para la reunión adelantado por el medio europeo Politico.
Calviño defendió en todo caso el “compromiso con la responsabilidad fiscal” de España y aseguró que, si bien el ratio de deuda respecto al PIB español ha aumentado, como en otros estados miembros, para poder responder a la pandemia hasta el 120 % este año, esperan poder empezar a reducirlo ya este ejercicio “en vistas del muy fuerte crecimiento previsto para 2021, 2022 y los próximos años”.
“Tenemos todo el interés en reanudar la senda que teníamos antes de que la pandemia nos golpease para reducir los ratios de déficit y deuda mientras que al mismo tiempo impulsamos la recuperación”, dijo.

Fuente: EFE

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Más artículos