El Subgrupo MRV de la Alianza del Pacífico comparte reporte sobre las principales lecciones aprendidas y discutidas con el Programa MRV de África Occidental entorno a la experiencia de Chile-Canadá piloteando Art. 6 del Acuerdo de París.

El Subgrupo Técnico de Medición, Reporte y Verificación (SGTMRV) de la Alianza del Pacífico lanzó un reporte que sintetiza las principales conclusiones y reflexiones sobre una serie de capacitaciones e intercambios de puntos de vista organizados bajo una colaboración sur-sur entre el SGTMRV y el Programa de MRV de África Occidental, en colaboración con los gobiernos de Chile y Canadá y que contó con oficiales de los cuatro países que conforman la Alianza del Pacífico, Canadá, Ghana, Senegal y Nigeria.

El foco de los encuentros estuvo en la experiencia entre Chile y Canadá sobre un piloto ficticio del Artículo 6 del Acuerdo de París que generó un innovador proceso de aprendizaje bilateral que toma particular relevancia cuando ningún país ha adoptado una posición oficial respecto a usar (o no) los mecanismos propuestos por el Artículo 6 del Acuerdo de París. El ejercicio Chile-Canadá contribuye a tener mayor nitidez en:

  • Identificar oportunidades y costos de oportunidad con la exportación de resultados de mitigación transferidos internacionalmente (ITMOs por sus siglas en inglés).
  • Elaborar potenciales reglas contables para gestionar los ajustes correspondientes de las transferencias de ITMOs en las NDC, y;
  • Anticipar los desafíos en capacidad institucional.

Las capacitaciones e intercambios de experiencias dieron cuenta de que falta claridad respecto a algunos elementos claves vinculados al potencial uso de ITMOs. Dentro de estos:

  • Cuándo realizar el ‘ajuste correspondiente’ de las unidades transadas en las NDCs de los países que comercializan ITMOs, lo que requiere conocer y definir el ‘origen’ del ITMO (dentro o fuera de los sectores cubiertos por la NDC) el ‘uso’ del ITMO (para cumplir el objetivo de la NDC de otro país; o hacia un objetivo corporativo o voluntario, o un pago basado en resultados)
  • Existen múltiples metodologías para realizar el ajuste correspondiente (para el piloto Chile-Canadá se utilizó la metodología de ‘trayectoria de emisiones’ y de ‘promedio móvil’. Si bien las cifras aplicadas para los ajustes anuales correspondientes no coinciden entre las Partes participantes, y pueden hacer que la evaluación de la integridad d sea un desafío, esto se mejora asegurando que el informe de los ITMOs transferidos coincida con el volumen de ITMOs adquiridos por comprador en el mismo año. Esto asegura que los dos enfoques sean equivalentes desde la perspectiva de la integridad ambiental.
  • Hay un desafío para que los países definan su objetivo de NDC y luego la necesidad de una estrategia que establezca cómo se cumplirá esa NDC, incluyendo su financiamiento. En permite observar tres tipos emergentes de actividades de mitigación:
    1. Actividades de mitigación de GEI que un país comprometió a implementar por su cuenta (o con sus propios recursos). Esta es esencialmente la NDC incondicional. Los resultados de la mitigación no se transfieren ni se venden a nadie más.
    2. Actividades de mitigación que son más difíciles y menos factibles económicamente; para lo cual el país necesitará financiamiento adicional. Las reducciones de emisiones resultantes también se cuentan para el NDC del país y los resultados de la mitigación no se transfieren ni se venden.
    3. Actividades de mitigación que son las consideradas más difíciles y ambiciosas. Estos van mucho más allá de las aspiraciones del país y más allá de las capacidades y prioridades inmediatas. Requieren un importante apoyo financiero externo. Estos podrían ser buenos candidatos para ITMO que requieran los ajustes correspondientes para cada parte de su NDC.

Fuente: Alianza del Pacífico

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Más artículos